Mudanzas Niro

Empresa de mudanzas Madrid

Tu mudanza estando embarazada

Tips para hacer una mudanza estando embarazada

¿Tienes por delante una mudanza y estás en estado? No te preocupes, en Mudanzas Niro sabemos que la gran mayoría de mudanzas traen consigo un gran cambio de vida, como también lo es el hecho de traer una vida al mundo. Tu pequeña familia se convertirá en una gran familia gradualmente y por ello a veces es necesario acudir a otra casa. Otras tantas, son los motivos laborales o económicos pero sea como sea muchas mudanzas suponen un gran trastorno o simplemente no son deseadas.

Si en tu caso lo que buscas es un bienestar con una nueva vivienda que tenga una habitación más para el niño, o un jardín más grande para el perro, o que esté más cerca de los colegios, te ayudaremos a que todo ese gran cambio sea más llevadero.

Hoy, desde Mudanzas Niro nos queremos dirigir a todas esas mujeres, a esas mujeres embarazadas que se lían la manta a la cabeza y quieren organizar la mudanza.

Lo más probable es que si estás embarazada y te enfrentas a una mudanza,  el  mayor estrés se deba  a que quieres que ningún detalle se escape y colaborar activamente pero no sabes muy bien en tu estado como colaborar; ¿es recomendable pasar por un trance así durante el embarazo? ¿Cuál es tu papel? ¿Hacer una mudanza en estado implica algún tipo de peligro?

Vaya por delante que, por supuesto desde Mudanzas Niro, queremos que sepas que lo primero es tu salud y la del bebé por lo que no es muy recomendable hacer sobre-esfuerzos de ningún tipo. Esto estamos seguros de que eres conocedora y no solo debe aplicarse a la hora de hacer una mudanza. Entonces, para que sepas como puedes ayudar, te ofrecemos algunas sugerencias y consejos al respecto.

¿Puedes empaquetar?

Está claro que partiendo de la base de que no puedes coger ningún peso o cargar con cosas voluminosas, puedes empaquetar si quieres, pero con cabeza.  Si de verdad te ves con ganas y fuerzas, tómate el tiempo que necesites para llevar a cabo el empaquetado. Recuerda hacer tus pausas y no llevar todo a la carrera. Poco a poco y sin estrés acabarás con esta tarea.

¿Debo de continuar con mi rutina?

Sobre todo la alimentación, no se te ocurra descuidarla o saltarte comidas y además recuerda estar siempre bien hidratada.  Aunque no participes por supuesto, en la carga de las cajas, todos los nervios y el estrés acumulado a causa de la mudanza pueden provocar que te deshidrates de forma más extrema. No te confíes.

¿Eres incapaz de no estar organizando tú toda la mudanza?

Si eres de las que le gusta tenerlo todo bajo control, debes aprender a delegar. No intentes controlarlo todo ni cargues con toda la responsabilidad. ¡Los imprevistos siempre van a surgir! Asúmelo, así que desde Mudanzas Niro queremos que adoptes una actitud positiva y confíes en la gente de tu alrededor.

Como lo ves ¿Vaso medio lleno o medio vacío? Piénsalo bien y fríamente; la alternativa a mudarte, sería retrasarlo y mudarte con un recién nacido. ¿No crees que esta opción puede ser más caótica? Lo dicho, siempre actitud positiva.

¿Nadie puede en estos momentos echarte una mano? Entonces es el momento de que valores seriamente contratar una empresa de mudanzas. En Mudanzas Niro estaríamos encantados de que confíes en nosotros para que puedas comenzar con tu nueva vida.

Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies